Llega la Espresso Book Machine



Con una base de datos de más de un millón de títulos de más de 6500 editores, La Espresso Book Machine es una fotocopiadora capaz de imprimir y encuadernar libros en menos de cinco minutos.
Se asegura que el invento revolucionará el mundo de la edición y distribución de libros ampliando los límites de los mismos.
La Espresso Book Machine es para su propietario, On Demand Books, esencialmente un cajero automático de libros que imprime y encuaderna de forma automática, sobre la demanda en el punto de venta. Un libro de 300 páginas se puede producir en cuatro minutos (en serie, en tres minutos). Segun On Demand Books el software, protegido por derechos de autor, garantiza la seguridad de los títulos. En última instancia, la Espresso Book Machine permitirá distribuir prácticamente todos los libros publicados hasta la fecha, en cualquier idioma, en cualquier lugar de la tierra, de forma fácil y rápida.

EL PACIENTE DE LA 376. CASO REAL , CORTITO Y MUY BUENO.

HECHO REAL
(Ring, ring, ring) - Hospital Xeral de Lugo bos días.
- Si, Buenos días, quisiera hablar con alguien que me de información sobre un paciente que está internado.
- ¿De qué paciente se trata?
- Se llama Antonio Comesaña Otero y está en la habitación 376.
- Un momento, le paso a enfermería.
- Buenos días, habla la enfermera Luisa Casal , ¿en qué puedo ayudarle?
- Quisiera saber las condiciones clínicas del paciente Antonio Comesaña Otero de la habitación 376, por favor.
- Un minuto que voy a localizar al médico de guardia.
- Buenos días, habla el doctor Quirós, ¿en qué puedo ayudarlo? - Verá doctor, quisiera que me informasen sobre el estado de salud de Antonio Comesaña Otero de la habitación 376.
- A ver, un minuto que consulto la ficha del paciente.
- Bueno, gracias - Aquí está. Veamos, hoy se alimentó bien, la presión y el pulso se mantienen estables y está respondiendo bien a la medicación por lo que mañana le retiraremos el monitor cardíaco, si continua en esta línea le daremos el alta en dos o tres días.
- ¡Muchas gracias doctor, no sabe usted la buena noticia que acaba de darme! ¡Joder que alegría! - Me alegro hombre, ¿quién es? ¿Su padre?>
- No, no, que va, yo soy Antonio Comesaña Otero y estoy llamando desde la habitación 376, lo que pasa es que aquí todo el mundo entra y sale del cuarto cuando le sale de la polla, parece que hablan entre ustedes en chino y a mí ni Dios me dice un carallo.

Día del libro: San Jordi



El 23 de Abril es el día del libro. Libreros, editores y escritores salen a la calle con grandes ofertas, con ejemplares dedicados que la gente compra sólo porque es el día del libro o porque el libro es mas barato, o tal vez porque con la firma de su autor se cree que hemos comprado un pequeño tesoro de papel. Quien sabe... Pero si esto sólo pasa una vez cada trescientos sesenta y cinco días al año la verdad es que creo que es muy triste. Mas triste es pensar en que se compre un libro para tenerlo en una estantería y cuando lleguen los amigos a casa el fin de semana siguiente a la feria, sacarlo como un trofeo y enseñarles la dedicatoria escueta y banal que el autor seguro que ha firmado tras una larga jornada de "puertas abiertas".
Con esto , no quiero decir que no se haya que aprovechar la oferta del día. No. Tampoco quiero decir que este mal dedicar un día, veinticuatro horas en un año, a recorrer las diferentes ferias y a gastarnos una módica cantidad de euros en un libro que ha llevado meses escribir y que realmente aunque nos parezca caro, a los autores no les queda tanto beneficio para poder vivir de la literatura en su estado puro. Recordemos que como en todo lo que es cultura, en este país y en la mayoría, hay cientos de personas que viven de ello : editores, montadores, traductores, personal de las imprentas, ilustradores, prensa... y tantos otros...


Pero no solo para dar de comer al pueblo hay que consumir literatura, cultura. El libro es un manojo de hojas que nos evade mientras leemos sus páginas y nos enseña ,nos distrae... El libro acompaña y te acompaña a lugares maravillosos dónde jamas podríamos llegar sin transporte, brújula o gps.
Debemos comprar libros, debemos leer libros. Una media de veinte euros tampoco supone un desastre en la economía doméstica.
En Catalunya y por ende en todos los Países Catalanes se celebra el día de San Jordi. Una costumbre a mi parecer, muy bella. El día de San Jordi , celebra el día de los enamorados y es costumbre que las parejas se regalen una rosa y un libro.
Regalemos rosas y libros pero no solo el día 23 de Abril. Regalemos libros y rosas sin tener escusa alguna.

Sentimiento animal

video

Una bella historia de amor de dos pulpos que luchan contra un pescadero para salvar su amor y tambien sus vidas... Ya me direís que os parece...

¿TA LA CUENCA CHUNGA??

TIENES UN FUSIL

Cada castillo y todas las sombras


Cada castillo y todas las sombras constituye un formidable pulso a la Barcelona de hoy, a través de sus contradicciones, de su pasado, de su tragedia e ilusiones. La acción transcurre en tres días y recrea las peripecias vitales de Pelai Puig Alosa y de Ginés Jordi Martigalà, los dos extremos de la humanidad que pugna en la gran ciudad, en la que pululan poetas, ejecutivos, estadistas y el común de los mortales. Entre medio de ambas esferas, la novela da cuenta de las pasiones, la lucha política, la tensión económica e ideológica, que se desencadenan a raíz del hundimiento de un suburbio. Una novela deslumbrante y polémica sobre el mundo en el que vivimos. http://www.baltasarporcel.com/home.htm

¡El Guaje se jubila!. ¡Acabose el carbón!

Finales de los ochenta, primeros años de los 90 , la crisis de la minería en Asturias, se hace mas inminente aún. Vicente ha dejado la carnicería donde hacia de chico para todo por cuatro duros de aquellos días. Dejó de hacer chollos, pintando las paredes de amigos y conocidos. Dejó de estar a "saltu de mata" y está feliz y contento porque ha conseguido entrar a trabajar en Hunosa. Bajará "al furacu" cada día hasta el resto de sus días laborables, si todo va bien. Los tiempos que se avecinaban en aquellos años, amenazaban tempestades y una agonía lenta para el sector de la minería en Asturias. Hoy esa agonía se ha convertido en muerte latente y como mi amigo Vicente, hay otros muchos que con cuarenta primaveras logran abandonar "el furacu".Por fin dejarán que la jaula baje sin ellos al negro fondo de las minas de carbón asturianas. Atrás quedarán años de lucha y reivindicaciones.Encierros, manifestaciones, concentraciones... luchas y mas luchas que a algunos nos toco vivir de cerca en aquellos años y que otros como él continúan desde diferentes ámbitos de la vida laboral y social de estas "Cuencas Mineras" que quien sabrá como se les dirá dentro de cien años, cuando el mineral del que han vivido tantas familias sea un vago recuerdo visitado por estudiantes y nostálgicos en los museos de la siderurgia y el carbón que las mentes preclaras de aquellos días inaguraron en El Entrego. Era el anunció del fin.
Vicente, Javier, Albino,Ricardo, Juan, Jose.... tantos nombres que por fin dejarán de teñir sus pulmones con el polvo de silice. Pero sus heridas hechas allá abajo tendran la marca negra inconfundible de la cicatriz de la mina. Se salvaron de derrumbes que pudieron acabar con sus vidas como no pasó con muchos otros que murieron bajo el negro mineral. Son jovenes y jubilados. Que envidia para los que no saben lo que es estar ocho horas en la oscuridad de un ambiente humedo y en ocasiones, muchas con el agua hasta las rodillas. Qué envidia para aquellos que nos conocieron el desazon de la espera tras un accidente, hasta saber que el compañero, el amigo, el novio, el marido estaba vivo. Qué envidia para los que no conocen los ruidos ensordecedores de los martillos mecanicos que escarban en la roca, con el run run del tren de chapa. El día a día de la mina es duro. La mina endurece el caracter. Alguien me dijo hace pocos años, depués de visitar una mina-imagen: -¡ahora entiendo el caracter de los asturianos de las Cuencas!-
Una relación de amor y odio es la que tenemos los que alli nacimos con este medio de vida durante los últimos siglos. Nos dió de comer a cientos de familias. Nos mató a seres queridos, amigos, concidos. Fuimos unas de las primeras economías del país. Y tantas cosas que son tan dificiles de explicarles ahora a nuestros hijos.
¿Dónde esta el futuro de una tierra esquilmada y carente de terreno para hacerla industrial? ¿Turismo verde? ¿energías alternativas? ¿que haremos? ¿Dónde vamos?
A muchos nos toco hacer la maleta y buscar caminos dónde el plato de sopa estuviera asegurado en la mesa. los que se quedaron , continuaron la lucha del día a día. Pero ¿y los que vendrán?
Felicidades Vicente, Javier, Albino,Ricardo, Juan, Jose.... llegasteís al la era final de la minería en Asturias. cumplisteís una época, hicisteís historia. ¿ Y ahora? Cuarenta años sobre vuestros hombros! ¿Qué hareís con vustras vidas??? Una buena jubilación ayuda pero creo que no llena el día a día en una Cuenca dónde se llevaron "el esparcimientu del jubilau del siglu XXI"

"INTRUSO"



Hace años, cayó en mis manos, por primera vez, unos de sus libros "Acaso mentías cuando dijiste que me amabas? ". Seguí mas o menos su trayectoria literaria en la medida que me era posible. Hay autores marginados por los libreros, pecadores de ser demasiado regionalistas o en su defecto excesivamente comerciales. He de decir que la producción literaria nacida en tierras de Don Pelayo, no llega con frecuencia, a las colonias mediterráneas que el Imperio de la Vieja Castilla de Isabel y Fernándo tiene al otro lado de las costas Valencianas o Catalanas. Tal vez, algún clásico clariniano se puede ojear en las vitrinas de alguna librería erudita, en época de comienzos escolares. Pues bien, en la distancia, como os decía, leía sus artículos en la prensa regional del Principado de la Manzana. Compré algún libro mas que hoy se agolpan junto con literaturas en lenguas hijas o nietas de Plauto. Pasaron años y mi admiración por él como por todos aquellos capaces de abrirse hueco en los tabloides nacionales y extranjeros hacen que siente curiosidad por el presente de cada uno de ellos.
Cómo colegiala que acude por primera vez a una presentación del último disco de su cantante favorito, así me sentí yo cuando casualmente intercambié algunas lineas con él.
Ahora continuo siguiendo su trayectoria más de cerca. Para quienes no crean que esto de la "RED" no sirva nada mas que para chatear, reenviar chistes o leer la prensa digital, una vez mas , la tecnología internáutica nos acerca a otras cosas mucho mas enriquecedoras que es conocer de primera mano la obra de tantos nombres famosos y no tan famosos. Hoy hablo de Tino Pertierra porque me entusiasmo el relato que ha publicado hoy en su espacio de facebook
"INTRUSO"
Higinio
«Como bien me dijo Nardo, llevarte mal con alguien significa tener un intruso en tu cabeza ocupando un sitio que no merece y que no necesitas. Con lo fácil que es mirar hacia otro lado y dejar que pasen de largo las energías hostiles. La teoría es sencilla pero llevarla a la práctica es casi imposible. Al fin y al cabo, somos nosotros los que asumimos nuestro papel de fakires empeñados en tumbarnos sobre camas de clavos sin que nadie nos obligue. Empeñados en convertir en necesidades nuestros deseos, nos dejamos llevar por la inercia de reclutar enemigos donde sea para no admitir que el peor contrincante vive dentro de nosotros. Soñamos sin hacer, y eso nos hace vulnerables a la desconfianza. Si dedicáramos el mismo tiempo a crear que a temer, es muy probable nuestros fracasos acabaran siendo más nobles que los triunfos. Después de todo, el éxito atonta y enmascara, sólo los obstáculos te muestran cómo eres realmente. ¿Y quién se atreve a saberlo? Yo sostengo que sólo quien aguanta el miedo y la incertidumbre sin perder la esperanza es capaz de pasar por esta vida sin ahogarse en sus propias lágrimas. De ahí que me considere un perfecto ejemplo de fracaso ambulante, aunque eso no me encadene a la amargura como ocurren en tantos casos. Ni siquiera se me dan bien las venganzas, algo tan visceral que debería resultar sencillo ejecutar sin preocuparse por la técnica. Algo bueno: la enfermedad se cura si antes aplicas el vendaje de la indiferencia. Si alguien te hiere, aguardar el momento del contraataque impide que la herida se cierre. Admito que mi postura ante la vida tiene mucho de escéptica, quizá también sea algo cobarde, aunque prefiero pensar que soy un prodigio de prudencia. Sé que el mejor camino para ser infeliz consiste en buscar la senda de la felicidad, y eso me conduce a un estado de cierta estabilidad, que no debería confundirse con firmeza o fortaleza, porque carezco de semejantes cualidades para afrontar las adversidades. Todo lo dicho tiene un fin: convencerme de que hago bien al no responder a los ataques de Diego. Convencerme de que no debo culpabilizarme por haberme dejado arrollar por él sin presentar batalla. Convencerme de que mi derrota, por llamar de alguna forma a mi huida, no se debe a sus méritos sino a mis escasas habilidades para la guerra. Le dejo solo con su conquista: algún día, Beatriz será consciente de que ha elegido la peor opción, y entonces será tarde para arrepentirse porque yo estaré lejos, muy lejos de su calvario, curado de las heridas y escondido bajo varias capas de resignación, la mejor aliada contra la impotencia».